Hola amigos del Podcast de La Casa Rojas de Rojas Spanish Language. Bienvenidos

Hoy presentamos otro episodio de este Podcast de la Casa Rojas. Aquí es donde queremos compartir con ustedes las experiencias de la gente del mundo hispano y su vida en sus países, de los inmigrantes aquí en los Estados Unidos y otros países y también de los estudiantes de español y sus experiencias mientras aprenden español o viven en un país hispano.

Esta vez reiniciamos nuestro Podcast después de un largo tiempo que en realidad ha sido una combinación de preparación de proyectos futuros y viajes.

Para poder acceder a este Podcast desde mi Pagina web debes ir a www.lacasarojas.com  si quieres oír el Podcast o descargarlo desde allí debes registrarte solamente con tu email y podrás descargar una copia de este Podcast en mp3. Si deseas tener una copia del texto del Podcast, esto está disponible para los miembros Premium y tendrás la información en el sitio web también: www.lacasarojas.com

Como siempre, quiero agradecer a Roberto Everest por acompañarnos en la introducción en cada edición de este Podcast.

 

Y ahora, nuestra historia:

 

(Video de referencia en el Podcast)

Download
Download Audio File – mp3

Download Audio File and Script
 Download Audio File and Script

Este extracto es un video que muestra a unos bomberos y policías hablando de la necesidad de aprender español.

Con el tiempo, he podido escuchar comentarios de los estudiantes de español alrededor de dos grandes temas. Uno de ellos es acerca de lo que aprenden, es decir el contenido de verbos estructuras, vocabulario, cultura, etc. Y otro acerca de su experiencia personal, es decir, sus desafíos, temores, frustraciones éxitos y fracasos.

De esto último no se habla mucho en los cursos de español sin embargo creo que es un aspecto importante del proceso de aprender un idioma.

También tenemos la idea de que aprender español resulta más fácil para los jóvenes que para las personas mayores. Yo personalmente no lo creo. Hay jóvenes que han aprendido español desde niños pero no pueden hablar, hay otros que sí, y también hay adultos que han aprendido en edad mayor y que pueden hablar y comunicarse en español. Lo que quiero decir es que en cada estadio del desarrollo humano es posible aprender español. Es la práctica lo que hace la diferencia, práctica que debe ser efectiva.

Yo tengo mucho respeto por cada estudiante que tiene la valentía de compartir sus frustraciones cuando aprende español. Muchos tienen miedo de hablar, o sienten que la frustración de no “sentirse” fluidos los pone en una situación embarazosa frente a otros. O que en la comparación con otros estudiantes de español perciben que sus logros no son muchos.

Nada más efectivo para matar los deseos de hablar español que el desánimo. Y si tu estas en esta situación, que nadie “minimice tu español”. Lo que has logrado ha sido con esfuerzo.

Pero hay algo más. Es importante mantenerse enfocado en la meta: hablar con los hispanos o hablantes nativos en español.

Peter, o Pedro como le llamo fue mi estudiante por algún tiempo. Él es el bombero que aparece en este video que se encuentra en esta página web. Él es de Minnesota. Es fluido en español, ha viajado por muchos países de habla hispana y tiene un aprecio especial por la gente, la cultura y la historia de los hispanos.

Cuando Pedro participó en la creación del video la historia que contó me hizo reflexionar en el aspecto humano de hablar español. No solo en la capacidad de comunicación, sino en el poder que se tiene al tener la habilidad de cruzar la barrera de la lengua para expresar interés, e identificarse con las personas. Dar y recibir.

Esto es lo que no tiene la comunicación telefónica cuando uno llama a una compañía. El teléfono te pregunta que es lo que quieres y de acuerdo a la pregunta te pide presionar el botón con el numero que va a dar respuesta a tu pregunta…claro…es comunicación…pero no existe esa identificación en el nivel humano y cultural.

La meta es hablar español, pero el proceso pude ser un poco escabroso para muchos. Hay estudiantes que piensan que no están haciendo progresos, y tal vez no sea cierto. Sólo que no lo saben.

En el proceso de aprender español, no permitas que nadie minimice tus esfuerzos de aprender español u otra lengua porque aprender un idioma puede tomar tiempo…es una aventura.

Yo hablé con Pedro muchas veces. En una de esas conversaciones  tuve interés de conocer esa parte humana del proceso de aprender español. Le pregunté acerca de sus esfuerzos y la importancia para él de llegar a ser bilingüe.

Pedro:

Yo empecé a estudiar español hace como, bueno, trece años…yo diría en 1998

¿Una ventura de más de 13 años? – Me pregunto

Al principio puede ser que lo que inicia el deseo de aprender español no sea claro. O más bien circunstancial.

Pedro:

Este…es por pura casualidad. Un día yo estaba manejando en la autopista y yo vi un anuncio diciendo: ¿quieres aprender un idioma nuevo? Y en este momento yo decidí que sí, quiero aprenderlo.

Pedro tuvo que escoger qué idioma. Y cómo muchos, sólo bastó echar una mirada alrededor.

Pedro:

…podría haber escogido español, italiano, alemán, francés y realmente había un conflicto entre italiano, francés y español, pero después de mirar los demográficos de este país…los Estados Unidos es el cuarto o quinto más grande país del mundo donde se habla español, o tienen más hablantes de español de casi todos los otros países en el mundo. Bueno, tenía sentido aprender español.

Luis:

¿Fue difícil al principio?

Pedro:

Al contrario, al principio fue muy fácil porque cada día estás aprendiendo muchas nuevas palabras, muchos nuevos conceptos…y fue como un “plató” digamos…después de como, no sé, uno o dos años yo creo…y todavía no me he escapado de ese “plató”…

Luis:

¿Qué recuerdas de tus clases cuando comenzabas a aprender español? ¿Qué memorias tienes de esos días?

Pedro:

Emocionante

Luis:

Describe emocionante

Pedro:

Yo había viajado varias veces, ¿no?…dos o tres veces a México de vacaciones para la playa “El Sol” con algunos compañeros de trabajo. Siempre yo quería poder pedir una cerveza o pedir una comida o algo en español, así que, con cada palabra que yo aprendía estaba pensando a mí mismo…oh, la próxima vez que vamos a México voy a poder comunicarme más con la gente…así que sí, con cada frase, cada palabra, cada frase idiomática estaba albergando todo esto en mi banco de memoria…mi “hard drive” y…esperando con ganas de usarlos.

Luis:

¿Tú no has estudiado español como algo que “tienes” que estudiar, has estudiado español porque quieres ser fluido en español  o has tenido alguna obligación?

Pedro:

Ambos, pero te tengo que decir que mi meta principal es para…y yo no sé porque es así, pero mi meta principal es cómo hablar,…obviamente no como un nativo pero lo mejor que puedo. Porque es algo que me da mucho placer, es algo que yo hago en mi ocio, es algo que me ha  abierto muchas puertas. Me ha dado muchas amistades, me ha dado varias oportunidades. Me ha brindado varias experiencias que nunca hubiera tenido, si no habría aprendido español.

Pedro descubrió que hablar español le permitiría abrir la puerta que le permitiría descubrir una cultura diferente. Conocer a su vecino en este mundo globalizado.

Cuando Pedro tuvo la oportunidad de viajar, estaba listo para intentar su práctica y hablar con otros.

Luis:

Pero has viajado también extensamente

Pedro:

Sí, he viajado por casi todos los países en Latinoamérica y España varias veces y ciertos países en el Caribe. México varias veces, dos veces Cuba, Colombia, he viajado a Ecuador cinco veces, Argentina algunas veces, Chile, Uruguay, España…

Viajar, en lo posible, ayuda. Yo estuve en Argentina con Pedro y lo he visto en acción. No pierde ninguna oportunidad. Su práctica no consiste en meros saludos y conversaciones superficiales. Su práctica combina su curiosidad por conocer la cultura, personas y lugares, con los recursos lingüísticos que ha aprendido. En otras palabras, la falta de vocabulario o expresiones no son impedimento para conocer. La necesidad de comunicarse es lo que produce la práctica en un contexto que no es el salón de clase, sino la vida diaria. Es descubrir…esa es la aventura.

Pedro:

Hay ciertos momentos en que uno quiere decir algo pero no puedo, así que estoy, está como tomando dos pasos atrás. Uno sabe que puede hablar español, así que uno tiene que superar estos momentos de frustración.

Tal vez se puede comparar a una persona que está intentando ponerse en forma física o perder peso. Hay que seguir en el camino aunque puede ser un camino muy torcido…entonces, tiene que aprender de los errores y yo escucho todos mis errores…y todavía me da mucha frustración…pero lo importante es que la otra persona sí puede entender…

Luis:

¿Cuál ha sido en tu experiencia tu mejor practica de español?

Pedro:

Tendría que decir en Ecuador porque, ¿cuál es el dicho en español?…”en la tierra del ciego el tuerto es rey”…y este, bueno, hay muchos ciegos que viajan conmigo a Ecuador, así que soy el tuerto…

Estoy comunicando mucho en Ecuador entre los miembros de mi grupo y los demás, los nativos de Ecuador…

Si, porque en esta situación realmente la persona es como un conducto entre dos culturas, dos mundos, tiene que pensar en ambos idiomas ¿no?

(Música)

Pedro:

Yo trabajo en el hospital Regional, decimos, y hay muchos hispanos que pasan por las puertas allá. Y yo diría que dos o tres veces en cada turno estoy hablando español con los pacientes y para ellos, obviamente tiene un efecto de calma, para ellos. Alguien por lo menos, les puede entender.

Hay otro dicho que he escuchado que dice algo así: “la lengua es la representación más perfecta de una cultura”. Es decir, no puede hablar un idioma si no se tiene algún tipo de entendimiento de la cultura.

Luis:

¿Y qué has descubierto en español de la cultura hispana?

Pedro:

Primero, te tengo que decir que tenemos más en común que no en común.

Pero una cosa que he notado es que hay un desequilibrio en “poder percibido” entre ellos y nosotros. Si estuviera cuidando, por ejemplo, un paciente americano y ese paciente realmente tuviera dudas o realmente no estuviera muy contento con el servicio que recibiría, bueno, esa persona sí va a reclamar.

Por otro lado, yo creo que el hispano tiene menos probabilidad que va a quejar, que va a reclamar.

Sí, y yo creo que tal vez podría ser relacionado a su estado legal aquí en el país o la falta de dominación del idioma…no sé, pero es una cosa, son muy tímidos…

Luis:

¿Qué valor le das al español?

Pedro:

Bueno, para  mí ha sido una ventana en que yo puedo ver al otro mundo, meterme en otra cultura.

Me siento como un pez que puede nadar en ambas aguas…especialmente hoy en día cuando es un asunto muy polémico lo de inmigración.

Me ha dado más, no necesariamente empatía, sino que…un entendimiento de la situación de los hispanos.

Recientemente he tenido una estudiante que me contactó para tener clases de español. Ella estaba en Alemania. Ella habla alemán e inglés. Sin embargo ha iniciado sus clases de español.

¿Por qué resulta este idioma importante?

Creo que no se puede ver la importancia de aprender algún idioma, y en este caso español, sin tener una visión más grande.

(Música)

Pedro tiene un niño de 4 años. Ese niño ha estado conviviendo con el idioma español en Minnesota por la influencia de su papá.

Le pregunté por qué era importante para él que su niño aprendiera español…

Pedro:

Hablo de las mismas puertas.

En el futuro, estoy pensando en las oportunidades para negocios, amistades, romance, oportunidades para viajar en esta parte del mundo.

Hay como cincuenta millones de personas en este país que hablan español en la casa, así que ya, él podría hablar con cincuenta millones de personas que si no hablara español no podría hablar.

(música)

Que nadie minimice tu español. Te ha costado mucho aprender. Tus esfuerzos, tus metas y la importancia en tu visión acerca de ese idioma es lo que te va a ayudar a perseverar, continuar con tu práctica y comunicarte con los hispanos…

Pedro conoce las oportunidades que tuvo al hablar español. Ahora quiere que su hijo tenga esas oportunidades también.

Y conmigo hasta la próxima.

Luis

 

 

 

Los créditos de la Música corresponden a:

Leaving, Free Domain 

Video de Presentación Concurso Pepsi, Rojas Spanish Language   

 

 

 

 

 

7 thoughts on “Que nadie minimice tu español”

  1. Gracias Luis por este podcast. Me animó mucho. Escuchar a otra persona que ha hecho lo que estoy tratando de hacer, pues, eso es muy especial.

  2. Tanto tiempo desde un nuevo pocast.  Muchas gracias por otra podcast excelente.  El semana que viene, yo tendre el oportunidad para ir a Peru.  Espero que todos hablan como claro como ti.

     

  3. Luís, muchas gracias por reempezar los podcasts, que son fuentes de inspiración para estudiantes de la lengua. Cuando escucho esas historias llenas de la cultura latina y los pensamientos alentadores, te agradezco tu contribución inmensa a tantas personas, como yo.

    Esta historia de Pedro es muy impresionante y fascinante. Si el puede decidirse a aprender una lengua y ya lo hice tan bien, tambien puedo hacerlo. Estoy segura que muchas veces el las mejoraba las experiencias a las personas que ha encontrado en su trabajo.

  4. Hy Jack,

    Me alegra mucho que este podcast te haya ayudado. Muchas veces no pensamos en el proceso humano de aprender un idioma. Y aun más, cuando aprender un idioma se convierte en un desafío y meta personal. Sigue adelante. Más material está por venir.

    Luis

  5. Hola Adam,

    Imagino que estás en Perú. Me alegra mucho que que hayas disfrutado de este podcast. Hay más en camino.

    Si esás por Surco o Miraflores en Lima, toma tiempo para comer un ceviche de corvina.

    Saludos,

    Luis

  6. Sheri,

    gracias por tus palabras. Sí, he reiniciado los podcast y hay más por venir. Ene ste momneto estoy terminando otro que tiene mucha importancia para mi.

    Adelante con tu practica, no hay secretos para aprender un idioma: práctica, práctica, práctica

    Un abrazo fraterno,

    Luis

  7. I’m back in the states now.  I’m just online checking a few things, so to be quick, I’m writing this in English.  Lima was great!  We did stay in the Miraflores district (Hotel Colon).  Our group was working in the Pamploma area.  I had tried ceviche in the past in Guatemala and I thought it was just ‘ok’.  However, the translators with our group urged me to try ceviche from Peru.  Well, I can tell you that unless you are eating Peruvian ceviche, you aren’t eating ceviche; it was spectacular!

    I can tell you that I was able to practice speaking ALOT of Spanish….ALOT.  I was in a group of medical professionals and although we had many excellent translators available to us, I wanted to be brave and carry out as much of my patient interactions using my Spanish….and I did it.  It was great to be able to mostly understand (some people spoke more clearly than others) and carry on a conversation.  I learned a few things and was able to even help some of the translators with a medical terminology translation (rotula=patella, vesicula= gall bladder, etc…).  I was also able to laugh a little at my attempts where I translated something directly from English to Spanish and ended up with a patient looking confused as to what I was asking.   Then, walking through an indian marketplace in Lima, I was able to carry on conversations with the shopkeepers.  I further confirmed my inability to strike good deals on merchandise….they knew I wanted an item and didn’t budge much on their asking price 🙂 HA!

     

    Peru was beautiful. Will try to get back next year

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.