Hola amigos del Podcast de Rojas Spanish Language: La Casa Rojas…Bienvenidos

Estamos nuevamente listos para otro episodio en esta constante practica de español que, en este caso del Podcast, nos da la oportunidad de practicar nuestras destrezas de audición y comprensión al mismo tiempo que hacemos nuestra las historias que presentamos.

No son historias ficticias, son reflexiones actuales y experiencias que todos vivimos, aun en los Estados Unidos, pero que los presentamos con “ojos” hispanos.

Como siempre quiero dar las gracias a Roberto Everest por la música de introducción.

También, no olviden que si desean tener un estudio algo más detallado en temas de español pueden hacerse miembros Premium de nuestro programa de La Casa Rojas donde, entre otras cosas, podrán tener el script de este podcast.

Para ser un miembro Premium deben registrarse en  www.lacasarojas.com

 

 

The script is available for Premium Students

Y ahora, nuestra historia:

 

[pl_button type=”success ” size="large" link=”https://www.rojasspanish.com/podcast/2011_Rojas_Spanish_Podcast_60.zip” ] Download Audio File and Script [/pl_button]

No hace mucho tuve que enfrentar la realidad de que la tecnología no solo nos da la oportunidad de hacer más fácil o más complicada nuestra vida, sino que nos hace más consiente del paso del tiempo.

No sé si puedo decir que la tecnología me hace sentir mejor ahora que en años pasados. Yo recuerdo claramente que el día en que cuando cursaba la secundaria en 1977 mi profesor de matemáticas nos  dijo que podríamos usar las nuevas calculadoras electrónicas para nuestros trabajos y exámenes. ¿Pero de que calculadoras nos referimos?…esas calculadoras eran la nuevas Casio científicas multifunción, o las de Texas Instruments con la luz LED roja.

Ya no teníamos necesidad de aprender a usar la regla de cálculo que usaron las generaciones del pasado. Algunos de ustedes recordarán a qué me refiero con la regla de cálculo. Para los que no saben qué era, lo pueden ver en la escena de la película Apolo 13 con Tom Hanks.  Cuando ocurre el incidente de los tanques de oxígeno, poco después en el Centro de Control en Houston se inician los cálculos para determinar el tiempo y la duración de oxigeno que los astronautas tienen. En esa escena, el cálculo es hecho con “reglas de cálculo”, y no con calculadoras electrónicas.

Lo que llama mi atención, no es el avance de la tecnología, sino el tiempo en que nosotros somos conscientes de esos cambios y si nos adaptamos a ellos. En otras palabras, antes, cuando existía un cambio por lo menos duraba más o menos una generación para que otros cambios ocurrieran, como el televisor, la luz, el telégrafo, etc.

El que los cambios tomaran un poco más tiempo en ocurrir no significa que los avances científicos eran lentos necesariamente, pero al menos había una conciencia de tiempo cronológico algo más objetiva o tangible.

Yo recuerdo cuando hubo muchos anuncios y publicidad acerca del concorde. Sin embargo, el concorde ya no vuela más y aun, muchos niños de esta generación no van a saber que fue el concorde.

Pero el paso del tiempo es lo que me importa. Tal vez no sean la rapidez de los avances tecnológicos lo que cautiva mi reflexión, sino  la dificultad de las actuales generaciones en ponerse al día con la tecnología.

Mi madre aún está luchando con entender el entorno Windows  en las computadoras modernas. En menos de 20 años hemos avanzado de Windows 3.1 a Windows 7.

La semana pasada pasé por la tienda de Blockbuster cerca a mi casa para encontrar que ahora ya no existe, porque ahora puedo alquilar videos en línea y a menor costo.

Uno de mis estudiantes adolescentes me preguntó que era un Walkman cuando le dije que podía grabar la clase y ponerlo en su Walkman. Sin embargo, mi madre no sabe lo que es un iPod, mucho menos un iPad.

Cuando trato de ver la parte humana de esto veo que tengo que lidiar con la paciencia de enseñar a las generaciones pasadas a actualizarse con la tecnología. Es paciencia que nos hace ser humanos, y condescendientes. Desde esta perspectiva, la tecnología sale de ser solamente un avance de la sociedad para sujetarse al dominio del ser humano.

Finalmente, hace 3 años fui a la tienda para comprar algunos materiales y de paso compré un par de cassettes de VHS. Al llegar a la caja para pagar mi compra el joven que tendría unos 17 o 18 años me preguntó con arrogancia: Wow…¿todavía existen estos cassettes?

Yo no sabía si tirarle los cassettes por la cara o sonreír ante lo que mi mente se rehusaba a considerar un comentario infantil. …No, la tecnología no es un símbolo de prestigio frente a otras generaciones, por el contrario creo que puede ser una forma de medir nuestro nivel de paciencia cuando tenemos que explicar cómo usar algo a las generaciones pasadas.

He aquí una prueba: pregúntale a tu abuelo o abuela si sabe lo que es “descargar un archivo por internet”, si no, toma tú tiempo en enseñarle…probablemente aprenderás más de ti mismo.

Hasta la próxima.

Luis

 

 
Los créditos de la Música corresponden a:

Video killed the radio star, The Buggles

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.