Feliz Navidad, y Próspero Año Nuevo

Esta mañana en medio de mi quehacer diario me detuve un momento para atrapar el momento y, en calma personal, evaluarlo.

Es durante este momento que al fijar la mirada en mi escritorio puedo ver la caja de galletas y dulces de navidad que una de mis estudiantes me trae cada año durante este tiempo de celebración. Pero parece ayer que me trajo las galletas del año pasado, y aquí están de nuevo.

De pronto, este evento inicia una cadena de pensamientos en los que la dimensión del “tiempo” se acorta o se acelera. “Parece ayer…” decimos para comparar dos momentos en el tiempo y concluir cuánto hemos evolucionado. De esta manera, “parece ayer” nos informa del trabajo hecho, de las metas alcanzadas, de los cambios positivos y negativos, de las emociones expresadas.

Parece ayer, que celebramos la navidad anterior…

Parece ayer, que cumplí 30 años…

Parece ayer, que empecé con mis lecciones de español…

Parece ayer, cuando no podía decir nada en español…

Es mi deseo que en el futuro usemos esta expresión para expresar con satisfacción personal todo el trabajo y el esfuerzo puesto en nuestras metas personales, en nuestro esfuerzo de hablar español y que sea la expresión de perseverancia y determinación.

Feliz Navidad, y Próspero Año Nuevo