• Cindy Berg posted an update 1 year ago

    Hola Luis, Aquí está mi parafo sobre una experiencia personal (la tarea de la semana pasada). “Tornado del 6 Mayo, 1965”
    Estuvimos en el baño, yo y mi hermana menor. Teníamos siete y cinco años. Hemos cenado, sólo mi madre, mi hermana menor y yo, sin nuestro padre quien estaba trabajando muy tarde. Estuvimos medio bañadas cuando de repente había un ruido horrible. Yo y mi hermana escuchamos la alarma pero no sabíamos de que se trataba. El claxon segía sonando sin parar y vimos a nuestra madre convirtiendose en estar muy inquieta. Nos sacó del baño con prisa y exigió a nosotros que nos vistieramos de inmediato y que corrieramos al sotano mientras ella buscaba a mi abuelo sordo que vivía con nosotros. En lugar de unirse con nosotros en el sotano, mi abuelo caminó hacia afuera de la casa para ver el cielo. Mi madre trataba con él por un rato que era muy terco y deseaba quedarse fuera. Justo a tiempo ella lo convenció de unirse con nosotros en el sotano. Apiñados en una esquina del sotano, mirabamos por la ventana la fuerza increible de los vientos de velocidades entre 200 – 250 milas por hora cuando llegó dos tornados del numero f4 en el rango fujita. Veíamos autos y muchos barriles metales de petrolio (que usaba todo el mundo entonces para quemar la basura) y gran trozos de casas incluso un techo entero y un monton de otras cosas volando por los aires. Hay mucho más de esta historia pero salto al final que no está tan larga. Pues al fin y al cabo nuestro casa estaba una de las 600 casas destruidas esa noche, dejada con paredes perdiendos, ventanas rotas y un gran hueco por el techo, lo cual era hecho por el auto de mi abuelo volando tras el aire y tras el techo, terminando a aterrizar en el jardín que da al frente de la casa. Ahora, toda mi familia ríe cuando alguien recuerda que, al ver su auto, mi abuelo dijo: “Parece que no me acordé de dejar puesto el freno de mano.”

    • 1 person likes this.
    • Que interesante relato. En realidad me gustan tus historias y parece que has estado viviendo una aventura tras otra. Por otro lado, pensando en el evento del tornado, uno siempre piensa que pudo haber sido peor. Nunca va a ser posible entender la magnitud de estas experiencias si es que no se ha vivido. Gracias por compartirlo.

      • Si, jamas se puede previnir o predecir como éstas experiencias se van a cambiar o cuanto se van a influir. Haber sobrevivido 2 tornados entre una horas me dio una sorprendente confianza de que no importa los desafios que me enfrenten puedo sobrevivir, es más voy a sobrevivir.

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Sending

©2018 Rojas Spanish Language and La Casa Rojas a premium products from Rojas Spanish Language Inc.

Log in with your credentials

Forgot your details?