Hola amigos del Podcast de Rojas Spanish Language y de La casa Rojas, bienvenidos.

Les habla su amigo Luis Rojas y estamos en otra edición de nuestro Podcast.

Qué rápido pasa este año. A veces me pregunto a dónde se fue este año, o en otro ángulo, a dónde se fueron los últimos 10 años.

Tal vez recordar el tiempo pasado sea la razón de llegar a este invierno, encerrarse en casa para protegerse del frío y tener tiempo de evocar vivencias del tiempo que pasó.

Pero el invierno empieza a sentirse aquí en el noroeste de los Estados Unidos, así que pueden imaginar a un peruano escribiendo un Podcast frente al fuego en la tarde con una nevada ligera.

Y mientras tomamos un poco de café para calentarnos, quiero decirles que nuestro programa de español en La Casa Rojas, está ayudando a muchos a aprender español. Este Podcast es una forma de practicar, pero para los que desean una práctica más intensa pueden visitar www.lacasarojas.com, hacerse miembros Premium y tener todos los beneficios de nuestro programa para ayudarte en tus estudios, o en tus esfuerzos para comunicarte en español. No olviden: www.lacasarojas.com

Ahora, nuestra historia…

 

Download
Download Audio File – mp3

Download Audio File and Script
 Download Audio File and Script

 

The script is available for Premium Students

Y ahora, nuestra historia:

 

Son casi dos años desde que lanzamos con Joan nuestro proyecto de hacer un video cada día para enseñar español. Son casi 5 años desde que empecé este Podcast.

Hace un año estábamos contemplando por la ventana de nuestra casa en Minnesota la nevada constante de un invierno que empezó antes del Día de Acción de Gracias. Este año en cambio, dos días después de la celebración  de acción de gracias no tenemos real nieve, la temperatura durante la celebración no pudo ser mejor, 51 F, con día soleado…excelente día para visitar a la familia y comer pavo.

Ayer, viernes negro en los Estados unidos, la alegría de algunos de hacer colas desde altas horas de la noche para comprar ese producto a un precio de oferta en las tiendas comerciales, fue como siempre, una fiesta de consumismo que se iguala a la glotonería de comer y no saciarse….como una de esas fiestas medievales.

Hoy, sábado después del Día de Acción de Gracias,  en cambio mientras escribo este Podcast frente al fuego en mi casa y al lado de Joan, trato de hacer que este sábado se extienda, que no pase rápido. Me imagino que debe ser por el clima, frio afuera, acogedor por dentro. Y el fuego…el fuego mágico que hace que pueda relajar mi espíritu y dejar a mis pensamientos concentrarse en compartir con cada uno de ustedes lo que este momento de invierno representa.

No…Hoy no es la salida a un centro comercial lo que define este momento, ni es la salida a un restaurante…es este fuego de invierno que trae a mis pensamientos la a distancia que existe entre el hemisferio sur y este lugar en Minnesota al que llamo hogar.

En el trabajo de La Casa Rojas, hemos podido contar con la participación de escritores, o personas de diferentes países hispanos a quienes les gusta escribir. Uno de ellos es de Uruguay. Pepe y en uno de sus escritos habla acerca de las “maestras”, las profesoras de colegio.

Cuando Pepe describe a esas maestras, en mi mente se pintan cuadros que hacen juego con la descripción que él, Pepe, hace de las maestras.

En el Perú a las maestras mujeres las llamamos, profesoras, maestras, señorita (aunque probablemente esté casada), señora, miss…sí así en inglés…y ellas, o muchas de ellas en tiempos pasados tenían una particular forma de ser, parte en la sociedad de entonces.

Pepe nos cuenta de esas “maestras” de antaño en Uruguay, aquellas antes de los 80s. Él nos dice que las maestras de antes…

Las maestras de antes eran diferentes, eran algo que se puede nombrar acertadamente como “señoritas con carácter”. Quizá haber tenido que abrirse paso en una época en que estudiar para una mujer no era algo fácil las hizo duras, las hacía pararse firmes en la vida, no desafiantes pero sí de manera dominante.

Había algo en la formación de aquellas maestras – y por lo tanto en sus enseñanzas – que fallaba, algo que tenía que ver con la repetición irracional de reglas gramaticales, reglas matemáticas o reglas de la física, reglas, reglas y más reglas… reglas que nunca eran cuestionadas, que nunca eran puestas en duda, que no dejaban espacio a la creatividad, apenas espacio al juego y nunca al divague de los pensamientos…

La disciplina era para ellas un fin en sí mismo, la disciplina en la que debía desarrollarse la clase no era un entorno dentro del que debía transcurrir el proceso educativo, si no que era algo sustancial al proceso. Además, había en ellas un algo incómodo, como una cierta estupidez de la cual no eran conscientes junto a un gran orgullo de ser quienes eran, combinación que las convertía en seres semi ridículos. Carlos Vaz Ferreira describía a estas maestras de antaño como supuestas intelectuales que iban rumiando los mismos pensamientos por décadas y décadas, sin un estímulo – ni un deseo –  por emprender una investigación, un desafío, una exploración en el mundo de las ideas.

Extract from <http://www.lacasarojas.com/rojasmagazine/las-maestras-hombres-de-la-ciudad-iii/>

La disciplina era algo en que se ponía énfasis en los colegios, especialmente en los colegios nacionales y religiosos. Al mismo tiempo, la repetición era parte de la forma de aprender.

En esta tarde de invierno, recuerdo a esas maestras…y me doy cuenta de que no eran solamente patrimonio del Perú sino de muchos de los países hispanos…gracias Pepe…ahora…tiempo de otro cafecito.

Hasta la próxima

Luis

 

Los créditos de la Música corresponden a:

Double Drift, Kevin MacLeod

Párrafo leído por:

 Pepe Aedo – Uruguay

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.