Hola amigos de La Casa Rojas y del Podcast de Rojas Spanish Language. Bienvenidos a nuestro podcast.

Les habla su amigo Luis Rojas desde el estado de Minnesota en los Estados Unidos y estamos nuevamente aquí para traerles historias en español acerca de la vida de los hispanos en los Estados Unidos, los hispanos en sus países y los estudiantes de español.

Este es el podcast donde podemos poner a prueba nuestras destrezas de audición y comprensión del idioma español en una forma entretenida y amena.

Quiero dar las gracias a Roberto Everest por la música de introducción y a todos ustedes quienes constantemente me escriben animándome seguir con estos Podcast.

De modo que, aquí estamos y vamos a compartir una serie de historias interesantes en las próximas semanas.

Espero que estas historias sean para cada uno de ustedes una forma práctica de practicar su español y, a la vez, una fuente de inspiración para estimular pensamientos y preguntas acerca de los hispanos y estudiantes de español.

Pueden escribirme con sus preguntas o comentarios usando el link “contact” de La Casa Rojas, en http://lacasarojas.com/

Ahora nuestra historia:

 

Download
Download Audio File – mp3

Download Audio File and Script
 Download Audio File and Script

Cuando el precio de madurar y ser mejor es aprender a desprenderse de cosas que amamos para amar aún más. Esto incluye no solo cosas tangibles, objetos. Incluye personas y relaciones.

Déjenme presentarles a Sofía. Sofía es mi sobrina que vino en enero de 2014 para unirse a mi familia en Minnesota. Ella viene desde Argentina para estudiar en uno de los colegios de las ciudades gemelas (Twin Cities). Ella tenía 13 años cuando aceptó nuestra invitación de tenerla en casa y ayudarla con sus estudios secundarios en los Estados Unidos.

El hecho de venir para vivir en una cultura que no es la suya, aprender a vivir en un idioma diferente y modos de vida diferentes a la suya propia la califica para ser una chica inmigrante con todas las experiencias que un inmigrante debe vivir para integrarse a la cultura en los Estados Unidos.

La idea que tenemos mi esposa y yo cuando pensamos en nuestras sobrinas hispanas, es que si ellas quisieran venir a estudiar y vivir con nosotros deberían tener una experiencia diferente a la de “turista”, y más bien, la experiencia de “integrante” de nuestra familia y sociedad. Y eso implica integrarse a nuestro círculo de relaciones y a la cultura que abrazamos.

Hay personas que vienen a los Estados Unidos para obtener una experiencia de trabajo. Aprender de la tecnología o saber lo que ¨hay¨ aquí, pero eso no los hace conocedores de la experiencia de integrarse en la cultura.

Convivir, es la clave. Convivir y aprender de la perspectiva de la cultura, dar y recibir opiniones, aceptar y rechazar criterios y llegar a conclusiones personales. En otras palabras, comprometerse.

Por esa razón, en mi familia, tratamos de romper esos estereotipos, y la única manera es, cuando se tiene una sobrina de 13 años, caminar con ella mientras experimenta la vida aquí y estar listo a clarificar pensamientos no claros o luchar con cambios de actitudes, perspectivas y puntos de vista.

A los pocos días de su llegada con toda la familia empezó a asistir a la escuela. Ese año ella casi no tuvo vacaciones. Las clases en Argentina para el año escolar terminan en diciembre de modo que se aprovecha el verano desde diciembre hasta marzo para vacacionar. Al venir a Estados Unidos, Sofía tenía que integrarse a sus clases en enero y continuar sus estudios. Para mí eso no hubiera sido un problema, pero cuando hablamos de una niña de 13 años, las vacaciones resultan casi sagradas.

Ella necesitaba hacer amigos y amigas.

Sofía llegó con muchas fantasías en su mente de lo que los Estados Unidos es. Su cantante favorita es Selena Gómez que en realidad al preguntar a chicos de su edad y miembros de la familia no era precisamente la cantante de preferencia en esta parte del “mid-west”. Sofía cuando llegó quería ser cantante como Selena Gómez. Bueno, entonces iniciemos clases de canto y teatro mientras cumple con sus estudios.

Después de la primera presentación y las demandas del colegio la fantasía de ser cantante se fue disipando. En realidad murió allí, especialmente cuando había que enfrentar la idea de clases de canto, entrenamiento vocal, etc.

En Sofia he podido aprender cómo lidiar con las demandas de su edad, las expectativas de sus sueños y determinación sin igual por alcanzarlo y aspectos de su cultura que eran por una parte una ventaja y por otra una desventaja.

En el colegio conoció a una niña de Vietnam con quien estableció amistad, Lynh.

Lynh, vino de Vietnam a estudiar en el mismo colegio internacional donde estudia Sofía en Saint Paul, Minnesota.  Ella estaba alojada en casa de una “host-family” que fue proporcionada por el colegio.

También. Lynh tenía 16 años y tomó clases con Sofía.  A través de Lynh, Sofía puedo establecer cierto balance en la escuela. En mi opinión, Sofía encontró en Lynn a alguien con quien sentirse a gusto, quien era extranjera igual a ella, y una cultura diferente a la americana, igual a la de ella. Mi preocupación era que el inglés de Sofía no iba a mejorar con la compañía de Lynn debido a su fuerte acento. Así que pensamos en que la relación de familia tenía que prevalecer para ayudar a Sofía a adentrarse a la cultura americana. Ahora creo que Sofía fue la beneficiaria de aprender a través de la familia acerca de la cultura americana, y a través de Lynn acerca de la cultura vietnamita de la que no tengo ningún conocimiento.

Sofía, en el colegio con sus amigos y amigas y especialmente con Lynh luchaba por adaptarse a un sistema diferente de estudio. Mientras que en la familia, con sus primos y primas americanos, Sofía aprendía de la cultura americana. Su inglés iba en mejora gracias a la familia y actividades que planeé para ella pero en realidad, Sofía estaba experimentando de alguna manera tres diferentes culturas, incluyendo la suya propia, simultáneamente, las tres al mismo tiempo.

Al cabo de algunas semanas dentro del semestre de enero a junio en las escuelas en Minnesota, el cuadro no era lo que pensábamos. Los padres habían regresado ya a Argentina y Sofía estaba sola con nosotros. Horas diarias de contacto con los padres via Skype, las tareas escolares no tenían la relevancia del caso, una actitud hacia las calificaciones escolares que hablaban no de disfrutar la escuela sino de tener que cumplir con el cometido solamente. En otras palabras, hay que terminar la escuela sin importar la calidad de las notas.

Desde la perspectiva de los padres el hecho de que ella haya tomado la decisión de venir a Estados Unidos, era el logro de Sofía. En la perspectiva de nosotros los tíos,  este solo era el inicio de lo que ella podía llegar a ser.

A todo esto, se le suma que a alimentación que le ofrecíamos no era lo que a ella le gustaba. Con el propósito de que disfrutara de una buena alimentación intentamos compartir lo que nosotros solemos comer considerando que mi esposa se preocupa por una variedad de alimentos que incluyen frutas, vegetales, carnes…pero para Sofía pastas, carne y pan además gaseosa y comida chatarra o “junk food”. Tengo que reconocer que el salmón tuvo éxito no esperado. Pensamos que no le iba a gustar pero, en realidad, nadie se resiste al salmón que Joan, mi esposa, prepara.

Considerando que es adolescente y que necesita un consumo de calorías diferentes, es cierto que la dieta puede ser diferente, pero de pronto fue siendo un problema porque afectaba también nuestra dieta.

Creo que para Sofía, el sacrificio fue grande…aquí vamos otra vez, tal vez mi semántica no sea la mejor y la palabra sacrificio no sea la palabra adecuada. Hablemos entonces de esfuerzo, sí, del esfuerzo de Sofía para lograr sus metas personales.

Para una niña de su edad sí es un esfuerzo grande dejar Argentina y venir a Estados Unidos, dejar amigos allá para hacer nuevos amigos, dejar a los padres para vivir con los tíos, dejar una forma de educación para adaptarse a un sistema diferente…evidentemente, esta niña ha dejado muchas cosas que por contraste poco a poco se da cuenta de las diferencias. Cosas que ahora conoce que nunca hubiera conocido si no hubiera dejado Argentina, pero al mismo tiempo, en su corazón de 14 años, quisiera extender esa oportunidad a aquellos a quienes ella ama y que quedaron en Sudamérica, ella quisiera tener a su familia aquí, quisiera que sus amigas de allá estuvieran aquí…pero sabe que no es posible…o tal vez, visto de otro modo, se ha dado cuenta de cuán grande es su amor por su familia cuando están lejos, o lo importante de sus amigas cuando no están, o que la educación es diferente solo cuando se la experimenta, o que esta experiencia en Estados Unidos no se trataba sólo de probar cómo es vivir y estudiar aquí, sino de demostrar que tiene el calibre para tener éxito.

En realidad esta es mi especulación.

A veces la observo desde lejos mientras tomo mi café. Y reflexiono pensando que lo que ella se imaginaba antes de venir no era lo mismo de lo que experimenta ahora. Pero la veo hacer el esfuerzo por lograr el éxito mientras descubre cual puede ser su “mejor” esfuerzo para lograr éxito.|

Puedo comparar el tiempo cuando llegó con el tiempo actual al ver a mi sobrina hablar en un inglés que no tenía cuando llegó, calificaciones que ella tiene que enfrentar, y adaptarse una experiencia de familia hispano-americana en Minnesota que la ama tanto como la ama su propia familia en Argentina.

Al final de ese semestre Sofia tuvo que experimentar cambios otra vez. Su amiga Lynh viajó a Houston. Ella tuvo que hacer ese viaje para unirse a miembros de su familia que viven allá. Sofía regresó a Argentina por el verano estadounidense para reunirse con su familia, descansar del colegio, descansar de los tíos…al salir en junio pasado ella ya había cumplido 14 años y se  perfila a regresar en agosto para continuar sus estudios, y esta historia va a continuar….

 

Y conmigo será hasta la próxima.
Luis Rojas

 

 

Referencias y música:

Let Her Go by Passenger

 

1 thought on “Sofía 1”

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.